05 Oct 2018

El deporte, además de una importante fuente de salud y de mejora en la calidad de vida, es una palanca muy interesante para promover la inclusión. En un país en el que más de 3 millones de personas tienen algún tipo de discapacidad, según el último informe elaborado por el IMSERSO, el fomento de esta igualdad se convierte en una necesidad. Es por esto que en 2010 la Fundación Sanitas puso en marcha la Alianza por el Deporte Inclusivo, para fomentar la inclusión en el ámbito deportivo.

En 2010, varios actores del mundo del deporte y la discapacidad nos comprometimos a ir de la mano para fomentar la práctica conjunta de deporte por parte de personas con y sin discapacidad. Esta Alianza cuenta como socios promotores con el Consejo Superior de Deportes, el Comité Paralímpico Español, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, la Fundación ONCE, la Fundación Real Madrid y Telemadrid. Otros socios colaboradores son CERMI, Fundación También, Sanitas Alcobendas Rugby, Fundación Emilio Sánchez Vicario y Fundación Johan Cruyff.

Para hacer llegar a la sociedad los beneficios de esta iniciativa, cada año la Fundación Sanitas y la Alianza se visten de gala y celebran su Semana del Deporte Inclusivo, y ya van nueve. La edición de este año ha contado, como ya es habitual, con un componente académico, de la mano de la Cátedra “Fundación Sanitas” de Estudios sobre Deporte Inclusivo de la Universidad Politécnica de Madrid. Dos jornadas celebradas en el INEF han abordado las temáticas de la inclusión en el deporte para personas con discapacidad intelectual y la competición en el ámbito del deporte inclusivo. Y como colofón final, el Mundial de Ciclismo por Inclusión, celebrado en los cines Callao de Madrid en el que grandes ciclistas como Perico Delgado, Óscar Pereiro o Juanjo Méndez han pedaleado por la inclusión.

Yolanda Erburu, directora de Comunicación, RSC y Fundación Sanitas, nos cuenta todos los detalles sobre esta edición de la Semana del Deporte Inclusivo y sobre la apuesta de la Fundación Sanitas por el deporte inclusivo en esta entrevista.

  • ¿Cómo surge la apuesta por el deporte inclusivo en Sanitas?

El vínculo de Sanitas con el deporte viene de lejos y es muy natural. El deporte aporta salud y calidad de vida, por eso desde la Fundación Sanitas buscamos la manera de extender los beneficios del deporte a todas las personas. Promoviendo la inclusión en el deporte, trabajamos para eliminar dificultades y barreras que las personas con discapacidad puedan encontrar para acceder a la actividad física y la práctica deportiva. Además, como beneficio añadido, el deporte inclusivo fomenta la integración desde la escuela. El deporte inclusivo nos permite transformar la sociedad y hacerla más justa.

Desde hace casi una década trabajamos con distintas instituciones, como la Universidad Politécnica de Madrid, el Consejo Superior de Deportes, el Comité Paralímpico Español, la Fundación ONCE o la Fundación Real Madrid para transmitir el mensaje de que cuando jugamos todos, ganamos todos.

  • ¿Cuáles son las iniciativas que se han llevado a cabo bajo el proyecto?

Trabajamos en tres ámbitos: la investigación, la formación y la práctica deportiva. Y enfocamos esa labor hacia la educación primaria, para que en esta etapa formativa se ofrezca educación física inclusiva a los niños. Tratamos de contribuir a educar a las próximas generaciones de adultos para que consideren la práctica deportiva inclusiva como algo absolutamente natural.

Bajo esta premisa creamos el programa educativo “Deporte Inclusivo en la Escuela (DIE)”, que en la actualidad cuenta también con una plataforma online, cuyo fin es formar a los escolares para que conozcan esta disciplina y puedan practicarla, de la mano de sus profesores y de los técnicos en inclusión que imparten las sesiones. La web pone a disposición de todos los profesores todos los materiales educativos sobre cómo realizar educación física inclusiva con garantías. Además, dispone de una sección de acceso a la comunidad educativa participante en un piloto en el que participan 15 colegios de la Comunidad de Madrid. En esta sección colaboran, además, el Comité Paralímpico Español y la Fundación También, que realizan demostraciones prácticas en colegios madrileños. Este programa está disponible para implantarse en diferentes comunidades autónomas, para poder extender el programa DIE a todo el país.

Los resultados nos demuestran que vamos por buen camino. Más de 170 colegios ya han hecho uso de este programa educativo y más de 23.000 alumnos han recibido clases dentro del DIE.

Por otro lado, impulsamos desde 2009 el Campus Inclusivo de Baloncesto de Fundación Real Madrid, que ofrece a 40 chicos y chicas con y sin discapacidad la oportunidad de aprender y disfrutar del baloncesto dentro de un marco de convivencia que favorece las relaciones personales.

Además, desde este año estamos trabajando en un proyecto que nos apasiona: llevar el deporte inclusivo al terreno de la competición. Con esta idea, hemos participado en la organización, junto con el Consejo Superior de Deportes, de tres Campeonatos Nacionales Inclusivos en Edad Escolar con sendas federaciones, la de natación, la de tenis de mesa y la de rugby, así como con las federaciones de deporte adaptado para personas con discapacidad física, intelectual, sordos, ciegos y personas con parálisis cerebral y daño cerebral adquirido. Vamos a tratar de extender esta iniciativa a todos los deportes posibles.

  • Este año se ha celebrado la novena edición de la Semana del Deporte Inclusivo, ¿cuál es el balance?

La Semana del Deporte Inclusivo es, sin duda, el evento de referencia de todo el año. El momento en que pretendemos visibilizar la necesidad de la inclusión en el deporte y el trabajo que tanto Fundación Sanitas como la Alianza por el Deporte Inclusivo hacen por esta causa.

Se celebra cada año desde 2010 e incluye jornadas académicas lideradas por la Cátedra “Fundación Sanitas” de Estudios sobre Deporte Inclusivo (CEDI), como actividades más lúdicas, este año hemos organizado el Mundial de Ciclismo por la Inclusión. Se trata de un acontecimiento que, gracias a la última tecnología, ha permitido a cinco equipos inclusivos de diez ciclistas cada uno competir de manera virtual y simultánea sobre trazados reales de competiciones tan míticas como el Tour de Francia, el Giro de Italia o la Vuelta Ciclista a España. Ciclistas tan recocidos como Perico Delgado, Óscar Pereiro o Juanjo Méndez nos han apoyado, un año más, con su presencia y compitiendo en este evento.

  • ¿Qué supone que el deporte de élite se sume a esta celebración?

Supone una alegría inmensa y, sobre todo, es un escaparate fundamental para el deporte inclusivo. La presencia de reconocidos deportistas, que son un ejemplo para muchas personas, nos sirve de altavoz para llevar el deporte inclusivo más allá y aumentar la conciencia social.