31 Oct 2018

La transformación digital es ya una realidad en las empresas. Situar al cliente en el centro de todas las acciones de la empresa se ha convertido en el elemento primordial de este cambio y la tecnología se presenta como la herramienta facilitadora para hacerlo posible.

Esta necesidad surge a raíz de un nuevo paradigma en el que las empresas se enfrentan a un nuevo tipo de cliente más digital que exige un trato más cercano, ágil y personalizado. De hecho, según un estudio de Accenture, los usuarios “quieren ver resueltos sus problemas con rapidez y sin molestias, y están dispuestos a abandonar a las empresas que no son lo bastante rápidas”.

En este sentido, ¿qué papel otorgan las empresas a este nuevo perfil de cliente? El cliente siempre ha sido el foco de sus acciones pero ahora este cobra especial relevancia y las empresas son conscientes de ello. Así se desprende del estudio El cliente siempre tiene… su percepción, ¿y la razón?, de PwC, “las empresas españolas reconocen la importancia de poner al cliente en el centro de la organización con el fin de orientar las prácticas de todos los departamentos para mejorar la relación con el mismo”. Aunque, según este mismo informe, todavía cuatro de cada diez empresas no disponen de procedimientos que permitan tener en cuenta las recomendaciones de los clientes.

Escucha activa para satisfacer las necesidades de los clientes

En este sentido, la escucha se presenta como la solución a este problema de comunicación entre clientes y empresas, ya que esta escucha es la primera toma de contacto que la compañía tiene con sus clientes.

Aunque aún estos no se sienten lo suficientemente escuchados y creen que las empresas siguen sin saber cuáles son sus necesidades, tal y como afirma el estudio de PwC.

Sanitas, consciente de esta situación, busca atajar esta problemática y poner a disposición del cliente todas las herramientas posibles para comunicarse con él y empoderar su voz. Para ello, la compañía ha desarrollado la app móvil Escucha Activa, a través de la cual todos los empleados puedan oír las opiniones de promotores y detractores y proponer soluciones para mejorar la experiencia de cliente.

La aplicación desarrollada por Sanitas que tiene como base la escucha, no se limita a esta acción. La acción y medición de las propuestas del cliente son los siguientes pasos para que esta comunicación sea efectiva.

El desarrollo de este proyecto se enmarca dentro de la cultura digital de la empresa que tiene como objetivo no solo una transformación digital, sino también cultural, donde el cliente está en el centro y los empleados trabajan por ofrecer las mejores soluciones.

Además, el proyecto de Escucha Activa se suma a otros canales de comunicación como el Centro de Servicios al Cliente, a través del cual más de 350 profesionales asesoran, guían y acompañan al cliente cuando lo necesitan.

Este servicio suple además otras de las peticiones de los clientes que no solo quieren sentirse escuchados sino comunicarse con la empresa a través de más canales. De hecho, según el estudio de Accenture, cuatro de cada diez clientes quieren que las empresas ofrezcan más formas de interacción digital. En línea con estas necesidades de una comunicación omnicanal, el Centro de Servicios de Sanitas está disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana a través de todos los canales disponibles de la compañía: vía telefónica, correos electrónicos, chat o redes sociales.

El servicio de atención al cliente mantiene un proceso de evaluación de calidad y mejora constante. Así, durante los dos últimos años, han potenciado la búsqueda de alternativas que garanticen la propuesta de soluciones adaptadas y personalizadas a las necesidades concretas de cada cliente. Para lograrlo y ofrecer un servicio excelente a los clientes, la proactividad e implicación de los asesores es clave. De esta manera, se busca que estos propongan acciones para mejorar el servicio, los protocolos y los procesos de actuación de esta comunicación constante con los clientes.