• Circoolar propone uniformes fabricados a partir de materiales reciclados, regenerados u orgánicos en los que se garantice su posterior reciclado
  •  El programa Eco-Disruptive se ha centrado en seis áreas: cambio climático y reducción de CO2; economía circular y consumo responsable; educación y cambio de comportamiento; biodiversidad; transporte sostenible y aire limpio; y ciudades y ciudadanos sanos
  •  Los empleados de Sanitas y Bupa Chile han trabajado con seis start-up para la presentación de un producto mínimo viable (PMV) que pudiera introducirse en la gestión diaria de la empresa

Conscientes de la relación entre la salud del planeta y de las personas, Sanitas y Bupa pusieron en marcha, hace seis meses, el programa global Eco-Disruptive. Se trata de un programa que aúna talento, sostenibilidad, cultura ágil y transformación. Más de 126 empleados de todo el mundo han trabajado con diferentes start-up con el fin de contribuir de forma significativa a la salud del planeta y las personas. Eco-Disruptive ha contado con seis equipos, que dan respuesta a cada una de las áreas identificadas por la compañía que afectan al medioambiente y a la salud de las personas, por cada unidad de mercado, lo que supone 18 equipos en total: seis para Reino Unido; seis para Australia y Nueva Zelanda; y seis para España y Chile, como parte de la unidad de mercado Europa y América Latina.

En el caso de España y Chile, la categoría ganadora ha sido biodiversidad gracias a la candidatura de la start-up Circoolar. Esta competirá con las start-up ganadoras de Reino Unido y de Australia en la final global que tendrá lugar el próximo 1 de diciembre. Circoolar propone el diseño y comercialización de textil corporativo sostenible. Todas las prendas que ofrecen se fabrican a partir de materiales reciclados, regenerados u orgánicos, y se diseñan pensando en que puedan emplearse en un uso posterior cuando acaben su primera vida útil. El producto mínimo viable presentado ha sido el de uniformes sostenible para los profesionales de primera línea en centros médicos de Sanitas.

Circoolar promueve el uso de uniformes elaborados a través de botellas PET recicladas, algodón orgánico o algodón regenerado. Además, una vez llegan al fin de su vida útil la propia empresa los recoge para convertirlos nuevamente en hilo y tejido regenerado para confeccionar nuevas prendas de vestir o fieltro reciclado y piezas de merchandising corporativo, entre otros. Además, los productos de Circoolar se realizan en fundaciones que trabajan con mujeres en riesgo de exclusión social.

 

Proyecto global por la sostenibilidad del planeta y la salud de las personas

Los 18 equipos repartidos en las distintas unidades de negocio han trabajado con diferentes start-up en busca de soluciones innovadoras con impacto positivo en salud y medioambiente. Las áreas de trabajo han sido: reducir las emisiones de carbono; mejorar la calidad del aire mediante un transporte sostenible; eliminar residuos y reducir el consumo; aumentar, restaurar y proteger la biodiversidad; hacer que nuestras ciudades sean más saludables, sostenibles y resilientes; y empoderar a las personas para que mejoren su salud y la del planeta.

En el caso de Sanitas y Bupa Chile, además de la ganadora Circoolar, las start-up que han trabajado con los empleados han sido: Photio, en la categoría de cambio climático y reducción de CO2; Pharmadron, en la categoría de transporte sostenible y aire limpio; Bioxiplas, en el área de economía circular y consumo responsable; The Green Factor para ciudades y ciudadanos sanos; por último, Bioo, en la categoría de educación y cambio comportamental.

Todos ellos han presentado un producto mínimo viable para un servicio concreto dentro de su temática, con el objetivo de mejorar las operaciones de la compañía, o desarrollar servicios y productos que mejoren la salud del planeta y la salud de las personas, en línea con el concepto One Health, promovido por la Organización Mundial de la Salud. Además, Sanitas y Bupa Chile por cada voto recibido por parte de sus empleados ha donado un euro a WWF España, una de las mayores organizaciones internacionales de conservación de la naturaleza y con la que Sanitas colabora en varios proyectos de regeneración urbana.

Por parte de Reino Unido, la ganadora ha sido Upcycled Medical, en la categoría de cambio climático y reducción de CO2. Ofrece un sistema a partir del cual recoge los EPIs (equipos de protección individual) usados y los recicla para fabricar nuevos EPIs, lo que tiene un enorme impacto en la gestión del volumen de plástico que se desecha. Por otro lado, la start-up ganadora en Australia y Nueva Zelanda ha sido AirSeed Technologies, en la categoría de biodiversidad. Esta start-up propone revertir el cambio climático a través de la reforestación a gran escala con ayuda de drones. La restauración de la biodiversidad ayudará a purificar el aire que respiramos, mejorará la calidad del suelo para cultivar los alimentos que comemos y regulará nuestros océanos y la vida marina.

Las tres start-up finalistas, Circoolar, Upcycled Medicalm y AirSeed Technologies participarán en la gran final global de Bupa. Los empleados de Bupa en todo el mundo votarán entre estas tres iniciativas y, posteriormente, la compañía invertirá en la start-up ganadora, contribuyendo así a que las personas tengan vidas más largas, sanas y felices y crear un mundo mejor.