• Los dispositivos permitirán consultar historiales clínicos, pedir una segunda opinión médica y enviar información, fotos o retransmisiones en streaming sin necesidad de dejar de atender el paciente en ningún momento.
  • Comenzarán a realizarse pruebas piloto en los hospitales madrileños de Sanitas La Zarzuela y Sanitas La Moraleja, así como en el Hospital Sanitas Cima de Barcelona.
  • La integración de las gafas inteligentes en los centros hospitalarios de Sanitas se produce gracias a un acuerdo que el grupo ha firmado con Zerintia Technologies, empresa especializada en tecnología vestible o wearables.
      

Como parte de su apuesta por la innovación para ofrecer mejores servicios asistenciales a sus clientes, Sanitas está pilotando el uso de la tecnología Google Glass en sus hospitales Sanitas La Moraleja y Sanitas la Zarzuela en Madrid, y Sanitas CIMA en Barcelona. De este modo, las personas ingresadas en estos centros podrán beneficiarse en un futuro próximo de las ventajas que ofrece esta tecnología en su tratamiento por parte del personal asistencial, como la monitorización del paciente sin apartar la vista de él, el acceso in situ a todo su historial clínico o la posibilidad de pedir una segunda opinión médica mediante el envío de fotos, vídeos o retransmisiones en streaming.

De esta forma, Sanitas se posiciona como una empresa pionera en el uso de esta tecnología dentro del entorno hospitalario en España. Según explica Miguel Ángel Julve, director ejecutivo del Campus en Madrid de Sanitas Hospitales, el uso de gafas inteligentes ofrece grandes ventajas en la atención médica. “Dispondrán de una tecnología que permite la consulta online de cualquier dato que esté registrado en la Historia Clínica Electrónica, incluyendo imágenes diagnósticas, pero que al mismo tiempo libera las manos del profesional y le aporta movilidad máxima para seguir atendiendo al paciente de forma simultánea”, explica. Además, el dispositivo también facilita enviar información e imágenes a distancia, permitiendo así una interacción máxima con un médico especialista en caso de que sea necesario.

La compañía ha comenzado a realizar pruebas piloto con estos dispositivos a finales de septiembre en el área de UCI pediátrica del Hospital Sanitas La Zarzuela. Además, también se realizarán pruebas piloto en el servicio de Urgencias del Hospital Sanitas La Moraleja y en el servicio de Hospitalización del Hospital Sanitas CIMA. Este proyecto es posible gracias a un acuerdo que ha firmado la compañía con Zerintia Technologies, firma especializada en la integración de la tecnología wearable (“tecnología para llevar puesta”) a los procesos sanitarios. Además, se probará también en uso de los dispositivos para que el personal de enfermería pueda realizar consultas de medicación y acceda al historial del paciente en planta.

Todo ello se hará respetando escrupulosamente la protección de datos de los pacientes. Según destaca Pedro Cano, Chief Information Officer de Sanitas, “la mayor preocupación de Sanitas es que sus pacientes reciban la mejor atención médica y esto incluye que se sientan seguros del trato que se hace de sus datos personales y clínicos, especialmente cuando se utilizan este tipo de tecnologías”. Para ello se realizará una doble validación del profesional que acceda al uso de las gafas y, además, toda la información asistencial permanecerá alojada en el mismo Sistema de Gestión Hospitalaria sin que sea necesario almacenar datos en el mismo dispositivo.

Desde Sanitas han destacado además el valor de alcanzar un acuerdo de estas características con una firma como Zerintia Technologies, una empresa con un alto grado de experiencia en este tipo de tecnologías e integraciones y desarrolladores oficiales de Google Glass. La firma ha liderado el desarrollo de la plataforma Medical Weartech, la cual permite optimizar todos los procesos que intervienen en la gestión de hospitales y centros médicos, desde labores de asistencia a pacientes por parte de médicos y enfermeras hasta la parte más administrativa, con el objetivo de conseguir una mayor eficiencia de las tareas médicas y de los tratamientos con pacientes.