• Gracias al acuerdo entre ambas compañías se evitará la emisión a la atmósfera de dos toneladas de C02 en los trayectos al trabajo de empleados de Sanitas

 

La forma en la que nos desplazamos tiene un gran impacto medioambiental, que repercute no solo en la salud de planeta sino también en la salud de las personas. El transporte representa el 25% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en España según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, gases que contribuyen al calentamiento global y al cambio climático. A esto hay que añadir que el transporte vinculado a combustibles fósiles potencia la contaminación del aire que está relacionada con enfermedades cardiacas y respiratorias y que ocasiona 7 millones de muertes prematuras al año según la OMS.

Con el objetivo de minimizar el impacto que supone el transporte diario de sus 11.489 empleados a los centros de trabajo, Sanitas ha puesto en marcha distintas iniciativas bajo el programa The Blue Way, que combinan planes de movilidad sostenible y el teletrabajo.

Como partner en el área de movilidad sostenible, Sanitas ha firmado un convenio para ofrecer a sus empleados el servicio de motosharing de ACCIONA de manera subvencionada en Madrid, Sevilla, Barcelona y Valencia, ciudades en las que ACCIONA presta su servicio de movilidad compartida.  En virtud de este convenio, los empleados de Sanitas podrán utilizar motos eléctricas y suministradas con energía 100% renovable, con unas prestaciones equivalentes a 125cc y con distintos “modos de conducción” que se adaptan tanto a vías urbanas como a vías rápidas, al alcanzar los 100 km/h. ACCIONA se compromete a garantizar la disponibilidad de motos en los principales centros de trabajo de Sanitas, con el fin de que los empleados puedan usarlas para sus trayectos después de la jornada laboral.

Gracias a este acuerdo, y en base al total de minutos subvencionados anualmente a los empleados de Sanitas Seguros, Sanitas Dental, Sanitas Hospitales y Sanitas Mayores, se estima que estos evitarán verter a la atmósfera al menos dos toneladas de CO2 al año, además de contribuir a la reducción de atascos en hora punta. Ambas compañías contribuyen así a la descarbonización de la actividad económica.

En el caso de Sanitas, la propuesta contribuye también a descarbonizar sus operaciones en línea con el compromiso adquirido de convertirse en una de las primeras compañías de salud que será Net Zero en 2040. Así, las motos eléctricas subvencionadas para empleados constituyen una medida más dentro del plan de movilidad sostenible con el que cuenta la compañía, en el que se incluye un servicio corporativo de autobuses con siete rutas hasta las oficinas centrales de Sanitas ubicadas en Ribera del Loira en Madrid, donde trabajan 1000 personas, y un alquiler gratuito de bicicletas eléctricas en cuatro centros de trabajo de Madrid. Estas medidas han ayudado a evitar la emisión de 87 toneladas de CO2 en el último año.

Además, del plan de movilidad sostenible para empleados Sanitas ha incorporado puntos de carga para empleados y clientes en su sede central, en los hospitales de la Zarzuela, la Moraleja, CIMA, y en el edificio Ana de Austria. También, dispone de una flota de coches eléctricos para su servicio de asistencia sanitaria a domicilio.

Por su parte, ACCIONA ofrece una propuesta de valor sostenible que va desde la generación eléctrica renovable a las infraestructuras resilientes, pasando por la movilidad cero emisiones. La compañía proporciona servicios de movilidad sostenible orientados tanto a cliente final como para grandes corporaciones. El servicio de movilidad de ACCIONA cuenta con una flota 12.000 motos eléctricas compartidas que están presentes en las principales ciudades de España e Italia. Gracias a ellas, desde su lanzamiento en octubre 2018 se han evitado 3.000 toneladas de C02 y han realizado trayectos por el equivalente a 900 vueltas al mundo.