28 Nov 2018

Las nuevas tecnologías como el big data, el blockchain o la inteligencia artificial están cambiado el panorama actual. Estas tecnologías, a su vez, dan lugar o permiten el desarrollo de otras. Es el caso de los bots, programas informáticos basados en inteligencia artificial que imitan el comportamiento humano para realizar tareas automatizadas como programar una alarma o mostrar el tiempo meteorológico cuando se solicita.

En esta línea, también han irrumpido con fuerza los chatbots, que son bots conversacionales que permiten interactuar con el usuario para resolver un problema o contestar una pregunta. Aunque no son nuevos, los avances tecnológicos han hecho que estos sean más útiles para las empresas. De hecho, según un estudio de la consultora Gartner, el 25% de las operaciones de servicio al cliente utilizarán asistentes virtuales de clientes para 2020.

Pero, en la actualidad, ¿qué están haciendo las empresas con estas herramientas digitales? Según el informe Bots, Machine Learning, Servicios Cognitivos Realidad y perspectivas de la Inteligencia Artificial en España, 2018 de PwC, dos de cada diez compañías planean invertir en bots durante este año y un 9% ya trabaja con ellos. Sectores como el retail o la banca ya están haciendo uso de estos programas para mejorar los servicios que prestan a los clientes.

Aunque también tienen un amplio recorrido en ámbitos como el sanitario, donde los bots y chatbots se pueden utilizar para el diagnóstico en atención médica; los usuarios pueden seleccionar respuestas predefinidas que permiten a los bots evaluar problemas de salud y proporcionar un curso de acción recomendado, tal y como apunta otro estudio de Juniper Research. Como dato, la consultora estima que la tasa de éxito de las interacciones de bots en el sector de la salud pasará del 12% actual al 75% en el año 2022.

Estos programas informáticos permiten al médico conocer mejor al paciente y sus problemas de salud, lo que da lugar a una relación más cercana y frecuente entre el profesional sanitario y el paciente.

¿Cómo se están utilizando los bots en salud?

A día de hoy, ya se han desarrollado bots en el sector de la salud, en la mayoría de los casos enfocados al seguimiento y tratamiento de problemas de salud mental. Es el caso de Woebot, un asistente virtual que pretende ayudar a los pacientes con problemas de ansiedad y síntomas de depresión, o Therachat, que permite comprobar si el paciente está cumpliendo con la terapia psicológica.

En este contexto, y teniendo en cuenta que una de cada diez personas de más de 15 años ha sido diagnosticada con algún problema de salud mental, Sanitas también ve un gran potencial en el uso de bots y chatbots para la atención y el seguimiento de problemas mentales.

Es por esto que Sanitas Hospitales ha diseñado y lanzado un Asistente Virtual Psicológico basado en inteligencia artificial y validado por los psicólogos y psiquiatras de los hospitales de la compañía. Su objetivo es que, mediante la interactuación de los pacientes con el sistema, estos eviten así el estigma social al que se suelen enfrentar. La evaluación psicológica o el seguimiento de pacientes bipolares son algunas de las acciones que puede realizar el asistente.

Con esto no se pretende sustituir la consulta médica con el profesional, pero sí proporcionar recursos a las personas para que puedan manejar situaciones de salud con más información y acceder a la consultas con especialistas con mayor facilidad. De este modo se humaniza la medicina ya que la valoración médica siempre está detrás de estos programas informáticos. El Asistente Virtual de Sanitas está disponible ya en el portal de contenidos de salud www.tusdudasdesalud.com. En su primera semana de lanzamiento, más de 505 personas han utilizado el asistente virtual psicológico y, de estas, un total de 263 han solicitado una evaluación.

Este sistema de Sanitas Hospitales también permite otras funcionalidades de asistencia sanitaria, como la realización de prácticas de mindfulness adaptadas a cada paciente, la evaluación de pacientes con problemas sexuales, la recomendación del tipo de chequeos médicos a realizar en función de los hábitos de vida y características sociodemográficas de cada persona la ayuda a pacientes oncológicos o el seguimiento de pacientes postquirúrgicos.

La inteligencia artificial de Sanitas, a través de este bot, también permite gestiones de salud como la búsqueda del centro más cercano donde realizarse una prueba o pedir cita de forma rápida y sencilla a los usuarios que lo necesiten.