• En total se han plantado 300 árboles que corresponden con los participantes que asistieron a los Juegos y simbolizan la necesidad de cuidar el planeta para cuidar de la salud de las personas
  • Madrid se ha convertido en la sede de los primeros Juegos Inclusivos de la historia, en los cuales 170 deportistas olímpicos y paralímpicos compitieron bajo reglamentos inclusivos

 

Fundación Sanitas ha donado 300 robles al Bosque Metropolitano de Madrid como homenaje a la ciudad que el año pasado fue la sede de los primeros Juegos Inclusivos de la historia. El número de árboles entregado al Ayuntamiento representa el conjunto de participantes que asistieron a esta cita histórica, y contribuirá además a compensar parte de la huella de carbono generada durante la cita deportiva.

Los árboles han sido plantados en un acto conmemorativo organizado esta mañana por la Fundación Sanitas en colaboración con el Consejo Superior de Deportes, el Comité Olímpico Español y el Comité Paralímpico Español, todos ellos promotores de los Juegos Inclusivos, y en el que también ha participado el Ayuntamiento de Madrid. Los robles permanecerán en el Bosque Metropolitano en recuerdo de la causa impulsada por los Juegos Inclusivos, centrada en promover la práctica deportiva de personas con y sin discapacidad de manera conjunta.

La iniciativa de donar árboles a la ciudad de Madrid surgió como parte del compromiso de Sanitas y su Fundación con el concepto de One Health, que promueve la Organización Mundial de la Salud. Este compromiso hace referencia a la necesidad de cuidar la salud del planeta para cuidar de la salud de las personas, por la relación que existe entre ambas. Para la Fundación, la accesibilidad a la práctica deportiva es sinónimo de salud, y en este sentido, proteger la salud del planeta a través de la plantación de árboles es una forma más de cuidar la salud de las personas.

“El compromiso de Sanitas es ayudar a las personas a tener vidas más largas, sanas y felices y crear un mundo mejor, por este motivo todas las actividades que emprendemos en la compañía tienen un fuerte vínculo con la protección de la salud del planeta y la de las personas”, ha explicado Iñaki Peralta, presidente de Fundación Sanitas. “Uno de los principales retos que tenemos es el de colaborar en la regeneración urbana, porque los espacios verdes inciden positivamente en la salud de las personas. Por este motivo, hemos querido que sean precisamente árboles los que recuerden que Madrid fue la primera ciudad del mundo que celebró unos Juegos Inclusivos. Confiamos en que la práctica del deporte inclusivo seguirá creciendo en los próximos años, igual que lo harán los árboles que hemos plantado”, ha continuado.

«Agradecemos esta donación, que se sumará a los más de 6.600 árboles y casi 40.000 ejemplares arbustivos, todos ellos de especies autóctonas, que ya pueden disfrutar los ciudadanos en las parcelas recién inauguradas del Bosque Metropolitano, como en la que nos encontramos. Éste no es un proyecto electoral sino un proyecto de ciudad para que lo disfruten las próximas generaciones», ha declarado Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid.

En esta ocasión la especie elegida es el roble, debido a su fortaleza, y convivirá en la zona con encinas y coscojas. Se ubican también próximos a fresnos, chopos y olmos. Estarán ubicados sobre pequeños grupos de piedras para que retengan la humedad y tengan mayor capacidad de supervivencia a lo largo de una superficie aproximada de 3.000 m2 en el tramo de Aravaca del Bosque Metropolitano, que ha abierto sus puertas recientemente al público.

Se estima que, llegados a su edad adulta, los 300 árboles podrán capturar unas 11 toneladas de CO2 al año.

En el acto, se ha descubierto una placa conmemorativa de los Juegos Inclusivos. “El deporte proporciona bienestar, valores, superación, respeto al adversario y trabajo en equipo por eso el bosque no podía ser ajeno a que, en 2021, Madrid se convirtió en la ciudad del deporte inclusivo, una competición en la que por primera vez en la historia participaron bajo reglamentos inclusivos 170 deportistas olímpicos y paralímpicos» ha continuado la vicealcaldesa.

Unos Juegos históricos

Los primeros Juegos Inclusivos, que tuvieron lugar el pasado 7 de octubre de 2021, se convirtieron en la primera competición en la que deportistas españoles olímpicos y paralímpicos competían bajo reglamentos inclusivos. Un total de 170 participantes compitieron en nueve disciplinas: atletismo, bádminton, baloncesto en silla de ruedas, judo, natación, rugby, taekwondo, tenis de mesa y triatlón. Esta competición fue posible gracias al trabajo de la Cátedra Fundación Sanitas de Estudios sobre Deporte Inclusivo, el Consejo Superior de Deportes, el Comité Olímpico Español, el Comité Paralímpico Español y a las federaciones nacionales deportivas y de la discapacidad implicadas, encargados de adaptar dichos reglamentos.

“Los Juegos Inclusivos han supuesto un antes y un después en el mundo del deporte. Hemos dado un paso más para lograr un deporte sin barreras, en el que todos podamos participar con igualdad de condiciones. Ahora solo nos queda seguir trabajando para afianzar este compromiso en el conjunto de la sociedad”, ha declarado Yolanda Erburu, directora general de Fundación Sanitas.

Fundación Sanitas trabajó junto al Consejo Superior de Deportes, el Comité Paralímpico Español y el Comité Olímpico Español en la organización de dichos Juegos. Además, deportistas de la talla de Sara Andrés o Felipe Reyes participaron en sus diferentes disciplinas.