• Sanitas Residencial participa en el estudio europeo HAPPIER (Healthy Activity & Physical Program Innovations in Elderly Residences), impulsado y liderado por el grupo asociativo Siel Bleu con el apoyo del gobierno francés
  • El objetivo es demostrar la eficacia de los programas de actividad física adaptada sobre la calidad de vida de las personas mayores en residencias
  • De un total de 450 participantes, una treintena de mayores realizarán cuatro programas distintos: gimnasia Alzheimer, gimnasia en silla, prevención de caídas y gimnasia alrededor de la mesa
  • En el estudio participan 32 residencias de Francia, Irlanda, España y Bélgica; tres de los ocho centros residenciales españoles pertenecen a Sanitas Residencial

 

El proyecto HAPPIER es un estudio internacional liderado por el grupo asociativo Siel Bleu con una financiación del ministerio francés de salud y de la comisión europea. El proyecto pretende medir el impacto de los programas de actividad física adaptada sobre las personas mayores que viven en centros residenciales.

El proyecto HAPPIER está enmarcado en el Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la solidaridad intergeneracional celebrado en 2012, y tiene como base los 32 centros residenciales participantes. De ellos, ocho centros son españoles y, de estos tres, pertenecen a Sanitas Residencial.

A través de este estudio, se pretende demostrar como un programa de actividad física adaptada, diseñado y aplicado por profesionales resulta eficiente para contribuir a un envejecimiento activo en el entorno residencial. En definitiva, el objetivo es mantener y mejorar las capacidades físicas de las personas mayores para así aplazar los efectos de la dependencia y las desventajas vinculadas a la enfermedad, al envejecimiento o la minusvalía.

Durante 18 meses, un total de 450 residentes participaran en el proyecto. En España, una treintena de residentes de Sanitas Residencial Loramendi, Sanitas Residencial Les Corts y Sanitas Residencial Provença realizarán cuatro tipos de programa centrados en siete aspectos básicos: resistencia, aguante, flexibilidad, equilibrio, memoria, comunicación y relajación.

Concretamente algunos de los programas diseñados son:

El decálogo mundial por una mejor atención de las personas con demencia hace hincapié en los siguientes puntos:

  • Gimnasia Alzheimer: comprende diferentes actividades adaptadas a las personas mayores con y sin ligeros trastornos de marcha
  • Gimnasia en silla: se dirige a personas mayores con trastornos de la marcha
  • Prevención de caídas: un plan de diferentes actividades adaptadas a las personas mayores con o sin ligeros trastornos de la marcha
  • Gimnasia alrededor de la mesa: actividades adaptadas a personas con severos trastornos de la marcha

Además, los técnicos de Siel Bleu llevarán a cabo de forma regular un seguimiento y una evaluación detallada semanal, mensual y semestralmente. Así, los educadores deportivos serán los encargados de valorar la movilidad mientras que los responsables del grupo se centrarán en indicadores como el conocimiento y la socialización.

En los distintos controles se valorarán opiniones como la implicación, el bienestar y la autonomía de cada uno de los participantes. Incluso, se tratará de medir otros aspectos como la contribución indirecta del programa sobre los profesionales de la residencia -personal médico y cuidadores-, pues se supone que las mejoras de autonomía y de humor de los participantes influye positivamente en el trabajo diario de los profesionales. En este sentido, más de 96 cuidadores y médicos y 15 educadores físicos estarán inmersos en este proyecto para mejorar en todo lo que sea posible la vida de los residentes.

Uno de los objetivos de Sanitas Residencial es potenciar el envejecimiento activo de los mayores mediante amplios programas de actividades para conseguir su sociabilidad y mantener el cuerpo y la mente despiertos. Para el grupo asociativo Siel Bleu, la actividad física es un método de prevención, acompañamiento y mejora de la calidad de vida. Ambas organización tiene como reto afrontar los efectos de la vida sedentaria y prevenir a la persona mayor de posibles dificultades de movimiento y situaciones de dependencia.