• Este documento, disponible para todas las sociedades científicas y sanitarias, pretende minimizar cualquier tipo de riesgo mediante la identificación prospectiva

 

Madrid, 29 de julio de 2019. La dirección médica de Bupa para Europa y Latinoamérica (ELA), en colaboración con un equipo multidisciplinar de profesionales de Sanitas Hospitales, ha elaborado un catálogo que recoge información sobre la gestión del riesgo en la atención hospitalaria y que ha logrado el aval científico de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA).

Ana Isabel Fernández, directora de Calidad y Riesgo Clínico de Sanitas, comenta que “el objetivo de este documento es proporcionar un modelo que facilite la identificación prospectiva de los riesgos clínicos, de una forma simple y sencilla, en la asistencia prestada en un entorno hospitalario”.

La clave está en cómo gestionarlos para minimizar la incertidumbre a la que se expone la organización sanitaria. A través de esta perspectiva, se debe establecer una gestión eficaz de los riesgos a los que está expuesta en el desarrollo de su actividad y mantener mecanismos específicos de control interno que aseguren una supervisión continuada.

En las organizaciones sanitarias, la combinación de tecnología, factores humanos y procesos hacen de la asistencia sanitaria una actividad de riesgo. Por ello, los esfuerzos se están centrando actualmente en incorporar la gestión prospectiva, que estima a priori el riesgo, a las estrategias actuales de seguridad del paciente, para alcanzar el objetivo de ofrecer una asistencia de calidad, en condiciones de máxima seguridad.

“En Sanitas y en su empresa matriz, Bupa, todos los riesgos incluidos los clínicos, se trabajan con un sistema de gestión integral del riesgo y este catálogo es prueba de ese trabajo de desarrollo sobre los potenciales riesgos clínicos a los que podrían enfrentarse los profesionales en su trabajo del día a día”, explica Fernández.

Este catálogo, que se encuentra a disposición de las sociedades científicas, centros y profesionales, pretende contribuir a alcanzar el objetivo de cualquier organización sanitaria, que es ofrecer asistencia de máxima calidad con el mínimo riesgo.

Para la validación del catálogo se contó con un grupo de expertos (médicos, farmacéuticos, enfermeros, responsables de calidad, etc.), distribuidos según áreas de atención, que revisó y validó el contenido del documento.

Dentro de la metodología usada para este catálogo, constituido por un total de 126 riesgos y 485 controles, destaca la categorización de riesgos clínicos según el área de atención analizada. Es decir, riesgos del área Materno Neonatal (19 riesgos y 69 controles), riesgos de Anestesia y Bloque Quirúrgico (28 riesgos y 115 controles), riesgos de Seguridad del Medicamento (27 riesgos y 85 controles), riesgos de Control y Manejo de Infecciones (21 riesgos y 80 controles) y riesgos de Asistencia Hospitalaria General (31 riesgos y 136 controles).

Estos potenciales riesgos de la asistencia sanitaria prestada en el ámbito hospitalario y su detección suponen un paso más en el esfuerzo común de los profesionales involucrados en el cuidado de la salud por ofrecer las mejores garantías a la sociedad.